6.5.07

El Truco del Biopic

Amigo cineasta, retomamos el curso de Trucos para Cineastas aconsejándole que no se estruje los sesos creando personajes desde zero.

Truco #2:
Haga usted otro puto biopic!

Ventajas del biopic:
1. No tienes que pensar tanto el argumento.
2. La promoción de la película se hace sola.
3. Te sacas una pasta extra vendiendo bandas sonoras como churros.
4. El placer de cotillear, difamar y mostrar las vergüenzas ajenas parece algo muy cultural si la persona a la que estás destripando a) era un artista y b) no puede replicar porque la palmó hace años.
5. A diferencia de las biografías en papel o los documentales, en los biopics se admiten tácitamente las simplificaciones y distorsiones de la verdad (también conocidas como mentiras).

Modalidades favoritas:
1. La vida de un cantante de éxito, 2. La vida de un escritor maldito, 3. La vida de un pintor incomprendido, 4. La vida de un drogadicto borrachuzo, 5. Combinaciones lineales de la opción 4 con cualquiera de las anteriores
(e.g: la vida de Charlie Parker, Johnny Cash, Truman Capote, Janis Joplin, Vincent Van Gogh, Diane Arbus, Freddy Mercury, Camarón de la Isla, Howard Hughes, Cole Porter, Edith Piaf,...)

Posibles reparos:
¿Es quizá inmoral aprovecharse del prestigio y fama de una persona con más talento que nosotros para vender nuestra película?

Posibles excusas:
Bah, nosotros parasitamos un poco su prestigio y su fama, pero a) el muerto no puede quejarse y b) los herederos no deberían hacerlo porque lo que sale en una peli casi seguro que se vuelve a poner de moda y se venderán a toneladas los discos, los libros, o lo que sea que el prota hiciese entre cogorza y cogorza. Everybody wins.

Publicar un comentario