29.3.07

El USB no se me ve

Oigan, que puede que este blog esté unos días actualizándose menos a menudo de lo normal porque no me va la conexión a internet.
En realidad paracen haber muerto los 4 puertos USB de mi PC, y no se me detecta nada de lo que le conecto (ni el módem ni targetitas de memoria ni ná de ná).
El administrador de dispositivos no detecta tampoco ningún error.
Tenía el plan de desinstalar los controladores de USB y volver a instalarlos pero cuando intento desinstalarlos se cuelga.
Me estoy cagando en todos los santos de la informática, y les cuento aquí mis penas porque me consta que esto lo lee gente lista y al igual alguien sabe qué puedo hacer.
Besitos,

28.3.07

Cinefilia, interneteo y aparatuquis

Dos perlas de Mauro Entrialgo sacadas de su blog de Interneteo y aparatuquis, que está de puta madre y además se marcó el detalle de linkar el archivo del Listo... al verlo me emocioné sobremanera porque este hombre es uno de los pocos buenos del Jueves que siguen vivos y me he tragado hasta sus obras de teatro (mención especial a 30.000.000 gilipollas).

23.3.07

Un viaje alucinante

Yo, que soy muy visceral y enamoradizo, habría hecho que Rachel Welch se tumbase en una camilla y que los otros protagonistas fuesen metiéndose dentro de ella por turnos.
Pero Richard Fleischer es tan original que prefiere hacer una película en la que el que se tumba en una camilla es un calvo con bigote... y Rachel Welch es una de las que se meten dentro de él.

Y podría haberse contentado con meter un dedito o dos por algún orificio (o una sonda o una lavativa o algún telefóno móvil o cualquier otro artefacto vibrador o no) pero, en un sorprendente giro argumental, el guión exige que dentro del calvo con bigote se metan 4 o 5 personas enteras y un submarino nuclear, gracias las punteras tecnologías secretas de los años 60 en el campo de la miniaturización.

Lo del increíble hombre menguante es una niñería comparado con la premisa de esta psicodélica película. El traductor de títulos no era el único que alucinaba.

La aventura en sí, los decorados, el ritmo, el supuesto suspense... todo ha quedado un poco obsoleto, pero los efectos especiales justifican la película de cabo a rabo.
No es que los efectos especiales no hayan quedado obsoletos, es que verlos ahora mola más que verlos nuevos, porque a) las paredes celulares son cortinillas de seda, b) los glóbulos blancos son lámparas de lava, c) los trajes de buzo son pijamas, d) las miniantenitas que se mueven arriba y abajo alrededor del calvo con bigote son entrañables piezas de Lego y e) los protagonistas finjen estar nadando pero en realidad parecen estar colgados de unas cuerdas... Es difícil parar de sonreir.

Y luego hay dos científicos que discuten en un par de ocasiones porque uno parece ser un científico creacionista (o sea un farsante) y el otro es un científico evolucionista (o sea un científico)... y uno de los dos resulta ser un traidor. ¿Cúal será?

Nota: notable.

19.3.07

Etiquetado

Ladies and gentlemen,
fíjense que hemos estado de reformas y casi todas las entradas de este blog han sido ya convenientemente etiquetadas, con lo que ustedes pueden ahora clicar sobre una etiqueta y encontrar entradas relacionadas, como por ejemplo a) la etiqueta Allen muestra pelis de Woody Allen y llaves Allen, b) la etiqueta SF muestra pelis de ciencia ficción, c) la etiqueta 10 muestra películas impecables, d) la etiqueta Spain muestra nuestro cine patrio, e) la etiqueta piticuixa muestra películas de destape, f) la etiqueta cotilleos muestra posts variados que no son reseñas de cine, g) la etiqueta alternativo muestra películas que no darán por la tele muy a menudo, h) la etiqueta mainstream muestra películas de esas que publicitan hasta los telediarios... Etcétera.

(Y por cierto, recibimos bastantes más visitas de las que nos merecemos, pero aquí cada vez comenta menos gente y no es tan divertido como en los viejos tiempos... A ver si se animan ustedes a colgar sus comentarios, que aquí son bienvenidos hasta los trols, y no tenemos palabra de verificación ni nada.)

17.3.07

Hable con ella

"Que hablase, coño, le dije que HABLASE con ella"
"Ya, ya, pero es que una cosa llevó a la otra..."

Coñas a parte, Pedro Almodóvar es un crack. Nos cuenta la historia de una siniestra violación y nos la tragamos como si fuese una historia de amor apata para amas de casa.
Y además nos hace cómplices del crímen con esos planos que acarician el cuerpo de Leonor Watling y que levantan los ánimos a cualquiera, ya saben ustedes a qué me refiero.

Sí, Peeedro es un tipo perverso, y lo peor es que tiene mucho talento: en sus películas las violaciones son actos de amor y la danza contemporánea es un espectaculo interesante.

Nota: excelente.

15.3.07

The Omega Man

(vista por Surlaw)

Charlon Heston, ya curtidito, se gana unas pelas disparando con rifle a anarcoprimitivistas mutantes, pero como no tiene suficiente termina emulando
a Jesucristo.

-por Surlaw

13.3.07

Por qué los labios de Catherine Deneuve saben a pis

En El País del domingo había una entrevista a Lars von Trier muy interesante en la que se hablaba de a) su última película, que se intitula El jefe de todo esto, y que dice que no es Dogma del todo pero sí bastante Dogma, b) un nuevo sistema de rodar, semiautomático y simpático que se llama Automavisión y que minimiza las decisiones humanas referentes al encuandre de cada plano, c) varios proyectos fallidos, y d) algunas anecdotíllas entre la que destacaría una sobre Catherine Deneuve, que se ve que fue a Filmbyen (el Hollywood de los empollones daneses) a rodar Bailar en la oscuridad y en los estudios de Larsito se encontró un tanque y tres enanitos de jardín que eran tan monos que se emocionó y les plantó tres besazos, uno a cada enanito.
Luego se enteró de que el tanque era un recordatorio de que el estudio de Zentropa había sido construido sobre un antiguo cuartel militar abandonado, y que los enanitos no significaban nada pero todo el equipo de los rodajes tenía por costumbre mearse en ellos, según afirmaban, porque les traía suerte.

Y ahora ya saben ustedes cual es el secreto de la sorprendente calidad del cine escandinavo y cual es el secreto del misterioso sabor de los labios de Catherine Deneuve.

12.3.07

The host

(vista por Deckard)

Alabada por crítica y público como la mejor película de monstruos desde que Coco explicaba la diferencia entre arriba y abajo, en The host tenemos crítica político-social, monstruos, virus, humor, drama... una empanada vamos. Y si no se es estricto con los muertos casi una croqueta.

La película empieza como Godzilla y acaba como las tortugas ninja. Los protagonistas y secundarios hacen que los protas de cosas como Viernes 13 parezcan premios nobel, aunque ésto solo lo apreciarán los que permanezcan despiertos. El guión, fiel a cierta tradición oriental, es un batiburrillo que no hay por donde cogerlo.

Atención al doloroso momento final con unos efectos especiales de fuego que hacen que El sonido del trueno parezca Terminator 2.

Nota: cero vector.

-por Deckard

11.3.07

WomanSavers.com

(sponsored post!)

Chicas, ya se sabe que los hombres son inestables por naturaleza y que el único truco para maximizar las probabilidades de que se mantengan fieles a una relación amorosa es esforzarse para que no dejen nunca de ser felices al lado de su media mandarina...
Bueno, tampoco hay que esforzarse mucho para hacer feliz a un hombre, en realidad basta con a) fingir interés por su incesante parloteo (lo mejor es ladear la cabeza musitando de vez en cuando "ahá") y b) ofrecerles generosas sesiones de sexo oral.
A la mayoría de hombres también les gusta mucho la cerveza, pero suelen ser capaces de autoabastecerse.

De todas formas, chicas, aunque todos los hombres son iguales (lo dice la Constitución y lo dicen los chistes), algunos son incluso peores que los otros, y los hay que te seducen con promesas pero luego no las cumplen, y te defraudan y te engañan y juegan con tus sentimientos, etcétera, y se hacen merecedores de aparecer en algún sitio de internet que deje bien clara su conducta, para a) escarnio público, b) linchamiento moral, y c) que les cueste más encontrar nuevos ligues o nuevos empleos.
WomanSavers.com es una de estas webs, y aspira a ser una gran base de datos de infidelidad y macarrismo, pero supongo que todavía está dando sus primeros pasitos porque he realizado unas cuantas búsquedas y no he visto que apareciese ninguno de los varones de mi familia, ni ninguno de mis amigotes del gimnasio, ni el novio de mi hermana.

Pero WomanSavers tiene un huevo de servicios extra entre los que destacaría:
a) una lista de señales que indican que tu chico es infiel: huele a perfume de mujer, lleva chupetones, se compra ropa interior nueva, tiene manchas de secreciones en los gallumbos, apaga el móvil cuando está contigo... (esta última señal de infidelidad podría también considerarse una señal de cortesía, pero qué más da)
b) algunos chistes que promueven las risas y la violencia de género ("¿Cual es la manera más rápida de llegar al corazón de un hombre? A través del pecho, con un cuchillo afilado")
y c) un divertido juego de preguntas y respuestas sobre pollas que se intitula You don't know dick! protagonizado por una tal Profesora Manhater con un buen par de peras, unas gafas de pasta y una mirada de dominatrix bastante sugerente (pero ojo que las preguntas no son fáciles, eh, que la puntuación que yo he sacado ha sido muy modesta a pesar de que las pollas son uno de mis temas favoritos, después del cine y la literatura).

Vamos, chicas, que habiendo webs tan cachondas como WomanSavers, ¿para qué puede querer alguien un novio?

Y además nos han prometido dinero por hacer esta reseña.

Nota: excelente.

8.3.07

Cazafantasmas

(vista por Pedro J. Cifuentes)

No se si al resto de la gente le ocurre lo mismo, pero hoy en día, cuando todo el mundo alaba lo genial que es Bill Murray y lo bien que está en pelis como Lost in translation o la sublime Broken Flowers, a uno le da por reevindicar Ghostbusters (1984), película estupenda donde las haya (que ha sabido envejecer de maravilla) y donde el susodicho Bill Murray interpreta a la perfección el papel de perfecto gilipuertas que viene interpretando siempre.

Los cazafantasmas fue mi primer contacto serio con el cine. Es decir, la primera escena (la de la biblioteca) me causó tal pavor que subí los pies a la butaca y no los bajé hasta bien entrada la película (entonces era yo un niño, claro), pero el resto de metraje supuso una auténtica catarsis, en el sentido de que salí de la proyección pensando que a partir de ese momento, si tuviera que crear algo, debía ser por lo menos la mitad de divertido que las andanzas de ese cuarteto de calaveras.

Mas adelante descubrí que la película había sido realizada por un equipo técnico en estado de gracia, que su director (el decadente Ivan Reitman) todavía nos tenía que deparar algunas sorpresas mas, que Bill Murray y Dan Akroyd había salido de un show televisivo, y que Harold Ramis volvería a sacar lo mejor de Murray en Atrapado en el tiempo, otra comedia de antología.

En fin, lo dicho: Que vivan los Cazafantasmas.

-por Pedro J. Cifuentes

7.3.07

Barrabás

Mamá y papá me dieron una educación laica, benditos sean... y claro, yo he leído mucho y ya sé que Onán era el de las pajas, Dios es el del mecagoen y Cristo el del Monte de los puros... pero Barrabás, Caín, Putifar y la mayoría de personajes secundarios de la Santa Bíblia escapan de mi conocimiento y me generan curiosidad suficiente como para tragarme de cabo a rabo proselitistas superproducciones en cinemascope.

De la mano de Fleischer me enteré pues de que Barrabás fue un tipo duro que empezó robando y saqueando y pegándose fiestorras con vino y mujeres, pero lo pillaron los romanos y lo iban a crucificar. Por suerte, llegó la Fiesta Mayor del pueblo y el alcalde para celebrarlo dijo que iba a liberar al preso que pidiesen las masas... Las masas, ante la duda de si liberar a Barrabás o a Jesús el Cristo, pues tú dirás, es que no dudaron ni un minuto, prefirieron que matasen al hijo de Dios y soltasen al borrachuzo, que al fin y al cabo estaba interpretado Anthony Quinn. Que le den por culo al mesías, se oyó murmurar a alguien.
Barrabás es entonces iluminado por la luz divina, pero no se da cuenta y continúa por la senda del crimen, luego se hace minero, luego mula de carga, y luego gladiador, repartiendo estopa en plan Astérix.

Podría haber salido una peli de aventuras muy chula pero al pobre Barra todo el rato le están dando la lata para que abandone su escepticismo y se pase al cristianismo, y los pobres espectadores nos tenemos que tragar todos los sermones de a) su churri, b) su amigo minero, c) los apóstoles, d) el camarero del circo romano... Y al final yo acabé aburrido del asunto, pero peor acabó el Barrabás, que se dejó convencer y lo crucificaron porque en esa época los católicos todavía no habían aprendido a estar siempre del lado de los poderosos.

Pero bueno, más que nada la peli pasó a la historia porque el 15 de febrero de 1961 hubo en eclipse solar, y Fleischer tuvo la idea de aprovecharlo para la escena del martirio, y lo filmó en toda la grandeza del technicolor y quedó muy chulo.
Pero luego va y lo usa como si el eclipse fuese un argumento y prueba irrefutable de la naturaleza divina de Jesucristo, afirmando reiteradamente que cuando se apagaba el sol porque se moría el hijo de dios... lo cual es una muestra de cinismo un poco guarra teniendo en cuenta que en los años 60 los eclipses ya se sabía que el sol se apagaba porque se ponía la luna delante, y, si pudieron filmar ése, fue porque lo vieron a venir los astrónomos, no los mesías.

Pero bueno, si hay por ahí algún proselitista honesto, que tire la primera piedra.

Nota: un sufi.
(parece mentira que sea del mismo director que Soylent Green, mire usted)

2.3.07

2001. Una Odisea del Espacio

Yo es que soy un fruto de esta sociedad nuestra que nos empuja a vivir siempre con prisas, y a menudo me aburren las pelis innecesariamente largas (e.g: El señor de los anillos). Por otro lado, las películas que no se entienden me hacen sentir tonto y eso no me hace ninguna gracia (e.g: Primer). Por si esto fuese poco, mi mente es muy inquieta y si no se le llama la atención cada pocos minutos con algún diálogo, desconecta de la peli y se pone a pensar en sus cosas (e.g: Whisky). Ya puestos, me enervan un poco las pelis pedantes (e.g: El cocinero, el ladrón, su mujer y su amante). Y la mayor parte de las películas de ciencia ficción me parecen un poco tontorronas, aunque las que tienen más de veinte años me divierten por la obsolescencia de sus efectos especiales (e.g: El increíble hombre menguante).

2001 es La Excepción, con mayúsculas.
Nunca me cansaré de verla... Me dormiría con ella una y otra vez.

Nota: matrícula de honor.