29.9.06

House

No, no me refiero a la versión yanki del Doctor Vilches, sino a una peli del año 86 rodada por el equipo de Viernes 13 (y tampoco me refiero tampoco al equipazo del Robobo de la Jojoya, sino a Steve Miner, Sean S. Cunningham, y Harry Manfredini).
El caso es que un escritor se mete en una casa y la casa está maldita y pasan cosas raras y mucha gente muere en circunstancias paranormales, más o menos como en El Resplandor pero con menos humos.
Me pongo en la piel del prota e imagino que debe de ser una putada que te pase algo así... con la de terror que ya da intentar habitar una casa normal, sólo falta que tras vender tus órganos y tus hijas para pagar la entrada de una hipoteca que te compromete no sólo a tí y a tu churri sinó también a las próximas 4 generaciones de vuestra família (en el hipotético caso de que os quedasen hagallas como para empezar a procrear), descubras que el edificio ha sido edificado en lo que antaño fue un cementerio índio o algo así.
Y el asunto todavía tiene que cabrear más si sucede en España, maravilloso país de luz y fantasía en el que, cada vez que un proletario parpadea, el precio de la vivienda se multiplica por tres.

Yo recomendaría a la juventud que en lugar de perder el tiempo viendo pelis tan malas, aprendiese a preparar cócteles e ir a servirlos por el barrio de Pedralbes (y no me refiero a caribeñas caipiriñas precisamente, sino a algún cóctel de nombre ruso o polaco o algo así, no sé si me explico).
Otra opción más relajada y me temo que menos efectiva consiste en ir a manifestaciones y terapias de grupo cómo la que se convoca mañana sábado a las 18:00 en Plaça Catalunya (más info en V de Vivienda, ViviendaDigna.org y ViviendaDigna.es)

Y ojo que cualquier día de estos va a empezar la exposición colectiva de humor gráfico contra la especulación en la que pueden ojearse tres tirillas del Listo.

Hastamañana, guapos y guapas, y no olviden ustedes que lo importante es participar.

Nota: un cate.

Publicar un comentario