25.12.07

Popurrí navideño

(visto por El Nabo)

Hoy puedo sentarme aquí y escribir por lo menos sobre tres o cuatro peliculitas. Porque la empanada mental que llevo esta semanita es la hostia. Y entre medias pues hay fragmentos, o sea fotogramas, que indiferentemente se pasean por mi cabeza. La sensación que me ha dejado la primera es de un vacío desasosegante. Estaba llena de escenas muertas dirigidas por ridículas cancioncitas, q vale tiene una de la Velvet pero es el material mas desaprovechado q he visto en mi vida, transiciones sin nada, pleno absurdo, después de ver esta película te da la sensación de que meterte un chute está a la altura de una preocupación como lo es comprarse una tele. Y poco más, la segunda ha sido lo inevitable. Meten a un demente violador en un manicomio con enfermos muy frikis y enseguida se arma la de san quintín. Que vale, el tío está simpático pero al final se ralla y se busca lo que le hacen, a mí no me sugiere ninguna reflexión sobre la locura y la cordura porque todos los que salen ahí están más rallados que su puta madre. La tercera tiene el simple atractivo de imaginarse Nueva York tras tres años de letargo. Inhóspita. El argumento es bien sencillo y su progresión no deja lugar a dudas, a pesar de ello hay gente q habla de no se qué mierda religiosa q yo no veo por ningún lado. Tal vez la fe, o la paranoia mental justo antes de cascarla en pleno enajenamiento, el caso es que da en el clavo y se forma la leyenda. O una simple corazonada. Dejémonos de asociaciones banales.

Trainspotting: 4

Alguien voló sobre el nido del cuco: 5 (por los locos q lo hacen de p.m.)

Soy leyenda: 5

-por El Nabo

Publicar un comentario