13.3.07

Por qué los labios de Catherine Deneuve saben a pis

En El País del domingo había una entrevista a Lars von Trier muy interesante en la que se hablaba de a) su última película, que se intitula El jefe de todo esto, y que dice que no es Dogma del todo pero sí bastante Dogma, b) un nuevo sistema de rodar, semiautomático y simpático que se llama Automavisión y que minimiza las decisiones humanas referentes al encuandre de cada plano, c) varios proyectos fallidos, y d) algunas anecdotíllas entre la que destacaría una sobre Catherine Deneuve, que se ve que fue a Filmbyen (el Hollywood de los empollones daneses) a rodar Bailar en la oscuridad y en los estudios de Larsito se encontró un tanque y tres enanitos de jardín que eran tan monos que se emocionó y les plantó tres besazos, uno a cada enanito.
Luego se enteró de que el tanque era un recordatorio de que el estudio de Zentropa había sido construido sobre un antiguo cuartel militar abandonado, y que los enanitos no significaban nada pero todo el equipo de los rodajes tenía por costumbre mearse en ellos, según afirmaban, porque les traía suerte.

Y ahora ya saben ustedes cual es el secreto de la sorprendente calidad del cine escandinavo y cual es el secreto del misterioso sabor de los labios de Catherine Deneuve.

Publicar un comentario