2.3.07

2001. Una Odisea del Espacio

Yo es que soy un fruto de esta sociedad nuestra que nos empuja a vivir siempre con prisas, y a menudo me aburren las pelis innecesariamente largas (e.g: El señor de los anillos). Por otro lado, las películas que no se entienden me hacen sentir tonto y eso no me hace ninguna gracia (e.g: Primer). Por si esto fuese poco, mi mente es muy inquieta y si no se le llama la atención cada pocos minutos con algún diálogo, desconecta de la peli y se pone a pensar en sus cosas (e.g: Whisky). Ya puestos, me enervan un poco las pelis pedantes (e.g: El cocinero, el ladrón, su mujer y su amante). Y la mayor parte de las películas de ciencia ficción me parecen un poco tontorronas, aunque las que tienen más de veinte años me divierten por la obsolescencia de sus efectos especiales (e.g: El increíble hombre menguante).

2001 es La Excepción, con mayúsculas.
Nunca me cansaré de verla... Me dormiría con ella una y otra vez.

Nota: matrícula de honor.

Publicar un comentario