22.2.06

Erice - Kiarostami: Correspondencias

Después de las coñas de Duchamp y las fotocopias de Warhol, las artes plásticas perdieron el rumbo y desde entonces los museos y centros culturales tienen que estrujarse la cabeza porque llenar sus salas de bonitos cuadros y esculturas parecería retrógrado.

Por ejemplo, en el Centre de Cultura Contemporània de Barcelona (que es una de las mecas de la modernez cosmopolita) nadie se sorprende ante exposiciones de prosas que se leerían mucho más a gusto imprimidas todas en un solo folleto o de videos que se verían mucho más cómodamente proyectados todos seguidos en una sola pantalla, sin tener que pasearnos de sala en sala y mirar las cosas de pie, como finjiendo que estamos en un museo serio.

La exposición que puede verse estos días (y que luego viajará a Madrid y París) la anuncian como un "espacio simétrico y reversible" porque puede empezarse por el principio y también por el final; y, como su título indica, está dedicada a la correspondencia entre Víctor Erice y Abbas Kiarostami, ambos nacidos en 1940 y ambos prestigiosos cineastas especializados en películas reposadas y contemplativas.
Pero su correspondencia no es una correspondencia cualquiera, ojo.
Parece ser que Víctor quería felicitarle las fiestas a Abbas pero no encontraba ninguna postal que le gustase y al final decidó filmarle un video casero y mandarle el video. El director iraní se encontró con el compromiso de tener que ver la peli por si le preguntaba luego qué le había parecido el final, y eso le llevó a planear una una venganza en plan ojo por ojo y diente por diente: gravó otra minipelícula y se la mandó enseguida. Luego Víctor mandó otra. Abbas mandó otra. Etcétera.
Los comisarios de la exposición son el señor Alain Bergala y el señor Jordi Balló pero se rumorea que el que acabó hasta el gorro de todo este asunto fue el señor cartero.

La mayoría de estas minipelículas duran sólo unos minutos y muestran cosas tan mundanas como el culo de una vaca o unos chavales comiéndose un bocadillo de membrillo (¡ojo al guiño cinéfilo al Sol de Membrillo!), pero también aprovechan para proyectar alguna película convencional de estos cracks... hay más info en la web del CCCB.

Publicar un comentario