7.2.06

San Boi

Ladies and gentlemen,
resulta que el cinéfilo ayuntamiento de Sant Boi de Llobregat ha ido un paso más allá en la reciente moda de buscar votos con normativas que castigan delitos banales de forma demesurada, y ha sacado una ordenanza cívica que contempla multas de 600 euros para las personas a las que les suene el móvil en el cine o el teatro.
En serio.

(y el periodico que yo he leído no ampliaba la noticia, pero ya se rumorea que si pillan a alguien comiendo palomitas le cortarán las manos; y que si se pilla a alguno de los cracks que dicen "París" cada vez que sale la Torre Eiffel en la pantalla le cortarán la lengua)

Publicar un comentario