20.10.07

Lynch, el lince

Amigos de Oriente Medio, traigo dos noticias, una buena y una mala:

La buena noticia es que un prestigioso cineasta estadounidense ha llegado a la conclusión que "los acuerdos de paz son sólo una cura superficial que no ataca a la raíz del problema", y ha ideado una innovadora estrategia para evitar que continuéis haciendo el cafre.

La mala noticia es que el cineasta en cuestión no es otro que David Lynch, y su estrategia consiste en mandar a Israel 30 gurús para que se sienten en el suelo y mediten. En serio, lo dijo en prestigiosa escuela de cine y televisión Sam Spiegel de Jerusalén, que "la meditación trascendental sí que ataca la raiz del problema", que él la practica desde hace 33 años y que "une a todo el mundo en torno al amor, la creatividad y una dinámica infinita de paz".

Yo no sé si este hombre es así de majo o es que cachondea de la gente... pero bueno, no me hagáis mucho caso, confieso que tampoco entendí un pimiento de Hulkhogan Drive ni Cantimplora Perdida.

Publicar un comentario