4.10.07

Sitges '97

Ay, Sitges, qué de recuerdos. Cuando era joven iba casi cada año, con mis jóvenes amigotes cinéfilos. Nos alojábamos en un camping, dormíamos tirados por el suelo y nos pasabamos el día haciendo el ganso. Nos levantábamos tarde porque nos acostábamos tarde, y a veces nos metíamos en las salas de cine que daban cosas gratis y nos tragábamos montones de cortometrajes y cosas raras de serie Z. Cuando nos aburríamos mucho cambiabamos de sala. Y a veces nos colábamos en el Hotel Melià y veíamos a las celebridades... bueno, normalmente las únicas celebridades con las que nos cruzábamos eran el Aleix Gorina y el Jaume Figueres, pero ya nos hacía ilu porque en esa época salían mucho por TV3 comentando las películas. Y por la noche nos subíamos a las farolas y robábamos posters del festival, todavía tengo un par colgados por casa. Y recuerdo que un día mis amigotes incluso pagaron por ver el preestreno de La Bruja de Blair y yo en lugar de eso me compré una camiseta que decía Festival de Cinema de Sitges: El proyecto de la bruja de Blair y fardaba un montón, hasta que se estrenó la peli en los cines comerciales y resultó que era una mierda. Y también vimos South Park antes de que lo diesen por la tele, qué cosa más rara parecía que habíamos descubierto, y también había sitios en los que daban pelis de animación en plan Arts Futura y cosas así. Y en una sala que parecía una sauna recalentada daban marranadas como Emmanuelle o Tras la puerta verde pero olía mal y hacía mucho calor y nos fuimos enseguida.
Normalmente volvíamos a casa agotados y morenos porque nos había tocado el sol y decíamos a los amigos que habíamos estado en Sitges y nos preguntaban y qué habéis visto y decíamos que ni puta idea pero lo bien que nos lo habíamos pasado.

Publicar un comentario