24.2.07

Neil Young: Heart of Gold

Me encanta la música, pero los conciertos pop-rock me dan un poco de miedo, con esas multitudes de fans que suelen amontonarse, sudorosos y apretujados, reverenciando a los músicos como si fuesen los profetas de una religión de masas.

Por eso agradezco a gente como Martin Scorsese (The Last Walz) o Jonathan Demme (Stop Making Sense y Neil Young: Heart of Gold) que me permitan ver conciertazos en la cómoda butaca de un cine, con un buen sonido y una pantalla inmensa, alejado de los zombies... perdón, digo de los fans.

Concretamente la peli de Neil Young: Heart of Gold es una buena filmación de un buen concierto de un gran artista con una buena banda, sólo puede reprochársele lo de siempre: que se empeñan en tocar las canciones nuevas para vender el último disco (Praire Wind) cuando lo que nos molaría a todos es oir los clásicos de cuando el dinosaurio era joven (Rocking in the free world, por ejemplo).

Y, ya puestos, si me permiten la licencia poética, molaría también que Neil Young y su banda todavía fuesen jóvenes... porque la verdad es que resulta un poco deprimente entrar con la imagen mental de la pinta que tenía el tío en las portadas de sus antiguos LPs y encontrarse con a) un abuelete decrépito, b) una banda senil y c) un par de coristas con trajes del siglo pasado y esas caras de lagarto que se les quedan a las mujeres ricas cuando, con la ayuda de algún qe otro cirujano, han logrado ir acumulando sabiduría sin acumular arrugas.
Neil Young parece que se toma el tema un poco a cachondeo: le dedica una canción de amor a su hija, y la presenta diciendo "ay... hubo un tiempo en que dedicaba canciones de amor a chicas de mi edad...", pero luego casi todas sus nuevas canciones llevan títulos como "La vieja guitarra", "La vieja mansión", "El viejo viento de la vieja pradera", "El viejo etcétera".

Aunque bueno, la vida es así, y hacia el final sí que tocan algunos greatest hits y yo me desperezo y me emociono.

Old man take a look at my life, I'm a lot like you were, I need someone to love me the whole day through... I want to live, I want to give, I've been a miner for a heart of gold. It's these expressions I never give that keep me searching for a heart of gold... And I'm getting old.

Nota: notable.

Publicar un comentario