23.1.07

Más extraño que la ficción

(vista por el Autor Mudo)

Existe ahora mismo una película recién estrenada en las carteleras de difícil clasificación que se debate entre el experimento metafísico, la comedia chorra americana y las marcianadas fímicas de Michael Gondry (¡Olvídate de mí!) o Spike Jonze (Cómo ser John Malkovich).

Porque Más extraño que la ficción es más que una simple película. Es un inteligentísimo ejercicio de trabajo con el espectador el cuál, por una vez tratado como un ser inteligente y capaz de extraer sus propias conclusiones, se ve envuelto en una apasionante aventura vital gracias a un guión de excepción y a unas interpretaciones soberbias, especialmente (nuncra creí que dijera esto) la de Emma Thompson, aunque las de Dustin Hoffman o Maggie Gyllenhaal no le van a la zaga.
Una historia sobre el sentido de la vida (tema ya tratado una y mil veces por el cine), la redención mediante el conocimiento de lo finito de la existencia (toma ya!) y para mí el tema clave de la película; El proceso de creación (literario en este caso) y la figura del escritor como "creador". Atención por otra parte a la excelente banda sonora y a los numerosos guiños a la literatura (El cuarteto de Alejandría) o el cine (El Sentido de la vida de Monthy Python)
Porque el proceso de crear es bello pero también es a menudo doloroso y difícil aunque nos empeñemos en revestirlo de una halo romántico. ¿O es que se creen que escribir este blog todos los días es tarea fácil?

Nota: Notable con méritos
-por el Autor Mudo

Publicar un comentario