4.1.07

Casino Royale

(vista por Anomia)

Casino Royale cuida su subgénero, no mete sus convenciones alegremente, sino que las recupera en tanto que la historia las necesita y, ahora me doy cuenta, en tanto que ellas hace muchos años que agonizaban sin una historia.

Se me antoja pensar en Casino Royale como en una declaración de principios de lo que es y no es James Bond, y de lo que es y no es una película de James Bond: sórdido/a, duro/a, eficaz, elegante más por obligación que por vocación, sensible y, en consecuencia, menos débil que nunca.

Los que flipan con la acción también quedarán satisfechos.

-por Anomia

Publicar un comentario