30.1.07

Amulf Rainer

Con tanto efecto especial y tanta música y tanto maquillaje y tantos actores y tanto guión, se está perdiendo la esencia del cine.
Por suerte, hay en Austria un zumbao llamado Peter Kubelka que está obsesionado con la idea de que el cine no es movimiento, que es sólo una sucesión de imágenes fijas que, en todo caso, dan la impresión de movimiento... Y que la esencia del cine es la luz, o en todo caso la luz en contraposición a la oscuridad.

Después de darse cuenta de esta perogrullada, va el tío y se pone a hacer películas que alternan solamente fotogramas en blanco con fotogramas negros.

Una de ellas si intitula Amulf Rainer y en su mayor parte consiste en un enervante parpadeo, aunque también hay momentos más relajados en la que la pantalla se mantiene negra durante varios segundos, y momentos en que la pantalla se mantiene iluminada de blanco y uno puede aprovechar para mirar la hora.

Nota: un cate y una colleja.
(esta cosa y otras tan feas o más pueden verse ahora en una exposición que dan en el CCCB intitulada That's not entertainment)

Publicar un comentario