11.12.06

El camino de los ingleses

(vista por Gritos en el Cine Mudo)

Fíjese uno en el personaje de esta foto. Por favor fijaos mejor. ¿A quién veis? ¿A Antonio Banderas? ¿Al Zorro quizás?. ¿Al novio de Melanie Griffith? Yo desde este fin de semana no veo a ninguno de estos personajes sino al responsable del mayor despropósito de los últimos tiempos del cine español: El camino de los ingleses.
Es muy común que los actores metidos a directores intenten liberarse de sus complejos de inferioridad despachando películas con ínfulas artísticas muy por encima de sus capacidades pero lo de Antonio (pronúnciese Anchonio) se ha llevado la palma.
La película comienza con una ridícula introducción onírico-simbólica de 10 minutos que no hace sino augurar el naufragio fílmico que a continuación se nos presenta: Personajes ridículos, trama anoréxica, interpretaciones mongólicas, dirección inexistente, puesta en escena pretenciosa, diálogos sonrojantes, banda sonora inadecuada… y podríamos seguir y seguir glosando los errores de esta película hasta el fin de la existencia de la blogsfera.
Creo firmemente por otro lado en la vocación social de este blog y éste es precisamente el objetivo de estas líneas: Ahórrense quienes lo leen el mal rato y el cabreo de quien escribe esto y dedicad el tiempo a tareas más productivas.
No digáis que no estábais avisados.

-por Gritos en el Cine Mudo

Publicar un comentario