20.10.06

Lo que sé de Lola

(vista por Spaulding)

Es una pena que un cartel tan trabajado y morbosillo como éste pertenezca a un peñazo tan rotundo como Lo Que Sé de Lola, el nuevo trabajo de Javier Rebollo; una rotunda y aplastante muestra del arte de simular decir mucho para, al fin y al cabo, no contar nada de nada.

Pedante, aburrida y lenta; de esas insoportables cintas que antaño nos vendían bajo el calificativo de Arte y Ensayo. Total: mucho cuento para mostrarnos -durante casi dos horas sin apenas diálogos-, la enfermiza obsesión de un solitario voyeur parisino empecinado en controlar, a escondidas, los movimientos de su nueva vecina, una manchega recién llegada a la capital francesa. Mudo él, muda ella. El la espía; ella duerme, orina, se acicala, busca empleo... e ignora, en todo momento, la presencia de su perverso ángel de la guarda. Y tal como empieza, acaba. No hay más.

-por Spaulding

Publicar un comentario