18.10.05

Lars Von Trier

(odiado por Odiolitos)

Para empezar, hay que reconocer que Lars Von Trier ha conseguido en el cine lo que AC/DC en la música: hacer veinte películas iguales, y que todas vendan igual y tengan el reconocimiento de su público. Porque vamos a ver, sinopsis: una chica que es muy buena, muy buena, que quiere caer bien a todo el mundo y ayudarles a ser felices es puteada sistemáticamente por su entorno, en el que todos son distintos de lo que parecen ser. Ah, y de paso la violan. Ella sigue siendo buena, buenísima. Algún muertecillo por ahí, y va la pregunta del millón: ¿Hablo de Rompiendo las olas, Bailando en la oscuridad o Dogville? Pues como AC/DC: una canción , veinte discos.

La afición de Lars Von Trier te dirá que el suyo es un discurso sobre el complejo de culpa judeo-cristiano (y lo dirá repitiendo alguna entrevista en Fotogramas, seguro, porque todos lo dicen con los mismos argumentos...) Que muestra cómo el mandato cristiano de ser buenitos nos lleva a la destrucción, y que resulta que denuncia una sociedad en la cual todos estamos anulados por la culpa y la necesidad de perdonar. Y claro, a ver cómo te metes con eso sin quedar mal... Yo lo intentaré.

Veamos: ¿es que las mujeres tienen la exclusiva de ser tontas y aguantar toda la mierda que les tiren? Para Von Trier, evidentemente es así. Me sorprende que la crítica feminista no lo haya mandado al paredón

Y vamos a ver: ¿Se sostendría alguna de sus últimas películas si no fuera porque cambia el decorado y pone a actrices famosas? Porque si vieras Dogville con fincas en vez de rayas en el suelo, tendrías Rompiendo las olas en tierra firme, y si le quitas a la bizqueante Björk de Bailando en la oscuridad, tres cuartos de lo mismo. Ah, también has de quitarle la música, que Bailando en la oscuridad es un musical profundo. ¿ Su próxima película será sobre una trapecista a la que todos maltratan en el trapecio?¿O un western con Claudia Schiffer y el resto del cast haciendo el pino durante toda la película, mientras todos la putean? Porque al menos la trama la tenemos segura... lo demás será sorpresa, y experimento artístico.

Y luego está el rollito "Dogma: purificando el cine". Uf. Eso lo hacía en EE.UU. Cassavettes en los 60. Y ochenta tíos en Francia. Y sin manifiesto para la plaza. Pero claro, con un manifiesto, y dando a la peña un certificado (algo así como el ISO 9000 de director de cine chachi de los '90) de conformidad con tus reglas, llamas más la atención. Y ojo, que hay pelis del Dogma que triunfan un huevo, y en las que realmente la estética seca del Dogma va a algún sitio (estoy pensando en Celebración, pedazo de película que deberían poner en los colegios)

Pero también pienso en Los idiotas, primera cinta de Von Trier, y la única en la que no va de "tonta-que-lo-aguanta-todo". Una peli en la que realmente explora el rollo del sentimiento de culpa de todo el mundo (aquí hacia los discapacitados psíquicos) con una mala folla encomiable, y una historia que, aunque a ratos se arrastra, se basa en una idea novedosa. Y no cuento más, que esa sí que hay que verla.

-por Odiolitos

Publicar un comentario