16.10.05

El cielo gira

Según Mercedes Álvarez, ella es la última persona que nació allí: después de ella no nació nadie más y en cuando mueran los actuales habitantes se hará el silencio en el pueblo.
Suena apocalíptico, pero es la historia de Aldeaseñor (una vieja aldea de Soria) y de tantas otras.

Los abuelitos lugareños saben que tienen la muerte cerca y que su muerte es la muerte del pueblo y en cierto modo es también la muerte de una época que no volverá.
Quizá intuyen que este reportage es lo único que quedará de ellos, y por eso se dejan filmar mientras charlan y pasean y cavan tumbas... unos con parsimonia, otros con resignación, otros con fanfarronería o cachondeo.
Y cuando les visita Pello Azketa, un pintor con tales problemas de visión que a penas puede ver ya los paisajes que pinta, lo miran como si fuese una atracción de feria.
Y cuando las juventudes del PSOE y del PP rompen la tranquilidad del lugar con sus músicas electorales y sus posters (y les regalan caramelos, globos y preservativos), algunos lugareños se alegran del entretenimiento extra, pero otros fruncen el ceño y siguen sus siestas.
Y cuidan sus gatos y sus ovejas y charlan sobre la Vida y la Muerte y sobre Bush y Hussein y sobre la Guerra Civil, y en general opinan cosas como que:

"la vida es mala, pero peor es para los que quedaron atrás"

y, sin remedio posible, van quedando atrás tambien ellos.
En toda la peli no hay más música que la de del viento y los pajaritos, y sin embargo es triste y bonita como esas canciones tristes y bonitas que a veces se oyen.

Nota: notable.
(y ya que estamos, linko esta tira sobre pueblerinos a la defensiva)

Publicar un comentario