4.2.08

Zodiac

Parece que va a ser un thriller convencional pero no lo es; el padre de Seven, Alien Cubo y El club de la ducha nos trae algo más chulo y más honesto que lo que suelen ser los thrillers convencionales.
Y dice que está basado en hechos reales, pero en lugar de estilizar y simplificar la realidad hasta que parezca una ficción, parece que nos haya filmado el misterio tal y como son los misterios reales: un lío, un coñazo, un dolor de cabeza, una injusticia, una putada, un baño de McGuffins.

No busquen ustedes suspense y ni busquen ustedes sustos porque algunos los hay pero son sólo los condimentos de un drama sobre las pasiones humanas y los hobbies.
Porque resulta que, igual que hay gente que tiene trabajos serios y honrados pero luego se divierte dibujando monigotes, también hay gente que trabaja dibujando monigotes pero luego se divierte investigando crímenes en plan Jessica Fletcher, y también hay polis cuyo trabajo es investigar crímenes pero luego se divierten destrozando sus hígados a base de cogorzas. Etcétera.
Habrá afortunados que quizá hayan logrado lucrarse con su hobbie, pero lo normal es que un hobbie sea una afición destructiva que empieza como un entretenimiento o un pequeño desafío personal y que poco a poco va ganando valor y va robándote más y más tiempo y llega a convertirse en un fin en sí mismo, en algo tan o más importante que el trabajo, la familia y todo eso.
Y un psicópata, al fin y al cabo, es sólo otro loco con un hobbie extraño que se le ha ido de las manos.

Nota: notable alto.

Publicar un comentario