5.2.08

Que vaya al cine Ramoncín

Dice la tele que las redes P2P están matando, no sólo la música, sino también la indústria cinematográfica. Se rumorea que los jovenzuelos de hoy en día prefieren ver las pelis en las pantallas de sus ordenadores, con una calidad de sonido e imagen tirando a floja, y por su culpa el sector está dejando de ingresar millones de beneficios y cualquier día de estos va a llegar el apocalípsis y no se rodarán más películas y no nos quedará más remedio que volver a leer libros.

Pero oigan, ¿alguno de ustedes ha probado de ir a ver una película de estreno últimamente?
A parte de que lo que se proyecta suele ser bastante más aburrido de lo que la promoción da a entender, el sonido suele ser atronador, la pantalla cada vez es más pequeñita, en ocasiones se oyen las explosiones de la película que están proyectando en la minisala de al lado, no es raro que la imagen también esté desenfocada, los diálogos casi siempre los meten doblados, las muchedumbres comen palomitas y comentan el argumento en voz alta, la película empieza tarde (después de diez minutos o un cuarto de hora de publicidad y advertencias contra el crímen de la piratería), las luces se encienden antes de que hayan terminado los títulos de crédito, la entrada te cuesta más de doscientos duros, y si es verano te cagas de frío.

Yo confieso ya mismo que sólo voy al cine de estreno a) por cuestiones de faldas y b) por mi cuenta una vez al año, cuando Woody Allen estrena lo suyo; pero tengo curiosidad por las costumbres cinéfilas de los lectores... están ustedes invitados a rellenar la encuesta de ahí a mano izquierda de forma totalmente anónima y sin compromiso de compra alguno.

Publicar un comentario