12.2.08

Carlito's way

Todas las películas de mafiosos son buenas (lo dice el Teorema #6) pero esta de mis favoritas desde que era chiquitín.
Es más comercial que el Padrino o Godfellas o Once upon a time in America, y la escena de la emboscada en el billar no tiene ni pies ni cabeza (¿que mierda de emboscada es ésa, meter dos malos jugando al billar y quizá algún otro destrás de una puerta entreabierta en lugar de poner directamente a cuatro malos jugando al billar o tomando unas copas?) pero sigue molando un montón y es tan moralista que casi parece que Brian De Palma se las de de predicador chistoso.
Resulta que la gente es muy mala (excepto la rubia, pobrecica, menos mal que no me la ponen de femme fatale, que suficiente trajín tiene ya), pero la mayoría son cabrones vocacionales y avariciosos mientras que el pobre Al Pacino (no confundir con Al Pacine) se ha ido por el mal camino sin darse cuenta, tomando las decisiones del día a día que le permitían sobrevivir enmedio de todos los otros malos malotes, y ahora quiere dejar la autopista al infierno y pegarse un paseo por la senda del bien pero, tal y como nos explica el avispado traductor de títulos, está atrapado por su pasado (esos amigotes, esos coleguillas y esas nuevas generaciones de mangurriantes que vienen a simbolizar su antiguo yo del que trata de huir).
Y, bueno, las escenas de acción son la leche, y además sale el Sean Penn con una caracterización de abogado judío panoli que no se olvida facilmente.

Nota: excelente.
(y ojo que en la Filmo están dando un pedazo ciclo De Palma con casi todas sus pelis, esta tarde a las 19:30 me voy a ver la de Carrie)

Publicar un comentario