20.1.06

Ilsa, la Loba Nazi

(vista por Surlaw)

Resulta que cuatro mandatrices arias, de las cuales una es la jefa, se dedica a putear a un campo de prisioneros a base de pirulas eléctricas, castramientos en serie, baños maría, y polvos continuos, algunos menos consentidos que otros.
Tampoco faltan los clásicos latigazos, esta vez propinados por eseéses de bamboeantes berzas al aire, ni el típico pero educativo método de colgar a los prisioneros revoltosos como a jamones ibéricos. Todo, como no podría ser de otra forma, por el bien de la ciencia.

Y por lo visto, los creadores y los seguidores más inocentes de este compendio de atrocidades dirán que es una crítica al nazismo, mientras que los detractores radicales afirmarán que es pura apología del mismo, y de otras muchas aficiones poco éticas. Yo, desde luego, creo que ni una cosa ni la otra, y que es simplemente una peli hecha para llamar la atención, dar por culo y satisfacer a gente con inclinaciones animales. Si a alguien no le gusta la violencia no le aconsejo que la vea, y si me dice que es una puta mierda respetaré y hasta compartiré su opinión en bastantes aspectos. Ahora bien, lo que me parece hipócrita, perteneciente a esa clase de hipocresía de la que ni el portador suele ser consciente, es que haya gente que se lo pase pipa viendo monones de pelis cargadas de violencia, en las que se buscan continuamente justificaciones estúpidas y apañadas para ella, y luego ponga el grito en el cielo con esta peli porque no hay justificación alguna. Estoy hasta las pelotas de las pelis cursis y políticamente correctas donde parece existir una moneda moral, gracias a la cual unas atrocidades compensan y justifican a otras, todo para que el espectador puede masturbar sus instintos violentos con la falsa conciencia en paz. "Ilsa, La loba nazi" es en muchos aspectos una mierda de película, y se pasa tres pueblos en muchas cosas, pero por lo menos tiene los cojones de mostrar lo que hay sin reparos y no andarse con los parches éticos a los que estamos acostumbrados. No hay en ella justificación alguna para la tortura y muerte de personajes inocentes. Por tanto, al que le apetezca deleitarse con lo que le guste de la película, considerándose capaz de como en mi caso, obviar ciertas escenas pasadas de tono, le aconsejo que la vea. Al que no le gusten ese tipo de cosas en general o no se crea capaz de soportar las partes más bestias por mor de las que sí resultan atractivas, no le aconsejo que lo haga porque probalemente echará la pota con algunas cosas. Pero que no me salgan con barnices morales, que me tienen hasta los huevos.

-por Surlaw

Publicar un comentario