7.4.05

Fotogramas y cortometrajes

Publicidad, cotilleos y fotos softcore de actrices enseñando las piernas son la esencia de las revistas de cine que se pueden encontrar en los quioscos.
Sí, ya sé que también suelen incluir muchas críticas de cine, pero ya deben saber ustedes que es mucho más fiable la opinión de los cinéfilos amateur (aunque no hayan visto la película) que la opinión de cinéfilos profesionales que publican en medios cuya principal fuente de ingresos es la publicidad pagada por las productoras de cine.

De todas formas, este mes por el precio de una birra de 2'5 euros se puede comprar un bonito pack compuesto por:
a) la revista Fotogramas
y b) un DVD con un montonazo de cortos.

Cuando uno se da cuenta de lo corta que es la vida, que los días pasan y la muerte se acerca inexorablemente, es cuando empieza a apreciar que las ficciones cinematográficas no le hagan perder las horas de dos en dos y aprende a encontrarles la gracia a esas breves peliculillas -en general originales y divertidas- que no suelen durar más de 5 minutos...
Y la revista, si quieren, pueden hacer lo mismo que decíamos con lo del Cine de Oro: depositarla en la primera papelera que encuentren.

Publicar un comentario