22.1.05

El final de "El Señor de los Jarnillos 3: el Bostezo"

(visto por Ballbreaker)

Leerse de cabo a rabo best-sellers como La Biblia o El Corán ya tiene como requisito unos testículos de considerable tamaño, pero al menos los consumidores de tales obras, en su mayoría, reconocen que ya sea por fe o por educación han sido obligados a tal lectura.
Distinta cosa ocurre con el tocho de El Señor de los Anillos (con sus tres tomitos), obra en la que se vuelcan sus fieles con la misma devoción religiosa, aunque simplemente por placer, despreciando al resto de mortales que nunca pudimos pasar del capítulo de la fiesta de Bilbo (es decir, el primero o segundo). Estos fervientes lectores también están divididos: un 50% lo leyeron hace años así que con mucho orgullo y razón se autodenominan los auténticos y originales friki-fans de Tolkien mientras que el 50% restante (también llamados falsos fans) se interesaron cuando las pelis empezaron a ganar Oscars por un tubo (no hay duda de que si gana el en el referéndum veremos a las masas consumiendo el librito de La Constitución Europea en el metro).
Pero pasemos a la parte cinematográfica de la obra de Tolkien (que para eso estamos aqui). Concretamente a la tercera y última entrega: El Retorno del Rey.
El señor Peter Jackson, director de la trilogía, nos deleitó hace unos años con su obra magna Braindead cuyo título fué traducido en España por el mucho más acertado y descriptivo Tu madre se a comido a mi perro. En el caso que nos ocupa se echa en falta el talento de aquellos traductores que en lugar de El Retorno del Rey deberían haber escrito algo como: Cuatro enanos llorones se pasan toda la puta hora final de la peli dándose carantoñas y alegrándose un montón por haber vencido al eje del mal, y para colmo, Frodo no muere. Si señores, esto es una advertencia para todo aquel "no lector de Tolkien" que esté esperando a que den la peli por Tele5 para verla: no os creáis las visiones de futuro que tiene una de las brujitas (olvidé su nombre), pues en alguna de las tres pelis asegura que el destino del portador del anillo es la muerte, y luego resulta que es una estafadora tipo Rappel y Frodo sale vivito y coleando para gran decepción y aburrimiento de mucha gente, entre la que me incluyo.
Aunque como es de sabios reconocer los propios errores diré que eso me pasa precisamente por no haberme tragado el libro hasta el final.
Nota:
-Si te has leído los tres libros: Ya sabes lo que te espera
-Si no has podido con ellos: ¡Decepción total!

-por Ballbreaker

Publicar un comentario