2.4.06

Robocop

(vista por Alacrán)

A Paul Verhoeven no le gusta rallarse ni rallar al espectador, lo cual se agradece. Para él lo importante es simplificar el guión y poner la chicha en su desbordante poderío visual. Y Rabocop cuenta con un montón de escenas impactantes (a mí todavía me impresiona cuando se cepillan al pobre Murphy) hiladas por una historia sencilla pero muy efectiva sobre corporaciones corruptas, yuppies desquiciados y terribles asesinos de policías.

Y Verhoeven sabe además cuales son los instintos que el espectador quiere satisfacer, así que mete violencia por un tubo, y un estilo muy sensacionalista, que nunca se acaba de saber si se está riendo del fascismo o está alabándolo (este tema se hace especialmente patente en esa joyita que es Starship Troopers).
En cualquier caso, una peli más entretenida que la ostia (¿"ostia" se escribe con hache o sin ella?).

Nota: Notable

Publicar un comentario