3.2.05

Closer

Gracias al empeño de los encargados del Cinesa Heron City, el visionado de un tostonazo de peli inaguantable como Closer puede convertirse en una experiencia apasionante: Los primeros diez minutos pudimos deleitarnos con la visión de la Portman paseándose por la pantalla pero no pudimos disfrutar de las voces de los dobladores. Ni un solo sonido (excepto, claro, los silbidos de mis indignados compañeros de sala). Más tarde, disfrutamos de cinco minutitos más de caos pero esta vez al revés: diálogos a mansalva pero ni una sola imagen. A continuación, para nuestra desgracia todo volvió a la normalidad, eso si, a partir del minuto 15 de película aproximadamente. Ante los rapapolvos del público, el encargado, algo acojonao nos dijo: "lo siento, pero la cinta no se puede rebobinar". ¡Vaya! ¡No sabía que las películas fueran deshechables! ¡Ahora entiendo el porqué de esos precios abusivos!
En fin, haré la crítica de la siguiente hora y tres cuartos como si la hubiese visto íntegra pues no creo que el principio pueda mejorar mucho la nota (que os digo desde ya que va a ser un ceraco como una casa).

Diálogos estúpidos a matar, interpretación tirando a malilla y un ritmo de película que bueno... ¿habéis visto alguna vez el salero que tiene Lou Reed en directo? Pues algo así pero encima con música de Prodigy.
Por el argumento de celos entre parejas poligámicas y alguna que otra escena, da la impresión de que el señor Nichols (el dire) quiso hacer una especie de Eyes Wide Shut 2: el retorno, pero mientras que la de Kubrick, aun siendo bastante tonta, almenos tiene un trabajo estético importante (le hizo comprar a un pringao como 1.000 alfombras distintas para escoger el color que más se adecuaba a su idea), Closer solo tiene el valor estético de la Portman enseñando el culete. Las escenas de desnudo integral fueron cortadas en el montaje final (otra prueba de que Nichols nunca será Kubrick por mucho que quiera).
Eso si, en EUA deben estar escandalizadísimos porque a lo largo del metraje se oyen muchos polla, culo, pedo, pis.

En resumen, que si lo que quieres es ver a la Portman con poca ropa, la buscas por internet que te saldrá más barato. Para las chicas, decirles que el Jude Law sale bastante feíllo en esta ocasión.
Y si no... no sé... no se me ocurre qué otra razón puede tener alguien para ver esta piltrafilla de peli, así que gastaros vuestros sucios euros en tragaperras que os sentiréis más orgullosos.

Nota: cate bajo

Publicar un comentario