5.2.05

Alejandro Magno, coitus interruptus

(vista por Lulu)

Hay películas que después de verlas uno sale del cine de buen humor y contento de haber invertido bien 6 euros, y otras en cambio que son una pura tortura china y uno no puede sino preguntarse "por qué, Dios mío, por qué se ha hecho esta película?!?". Alejandro Magno cae de lleno en la segunda categoría, y aún más cuando uno piensa en la pasta gansa que los productores se han gastado en las repetitivas batallas campales llenas de extras con cara de cazurros, los suntuosos y éxoticos decorados, o el también suntuoso sueldo a actores como John Hopkins que no pintan nada en la historia, o en serpientes venenosas que aún pintan menos.
Y es que aunque a mí Oliver Stone siempre me ha parecido un director soso y sobrevalorado, Alejandro parece un (interminable) greatest hits de 3 horas de sus peores tics y defectos (véase histéricos y locos del copón + violencia y sangre a porrillo). Es una película que no tiene argumento alguno y la poca historia que hay no lleva a ninguna parte, los personajes están todos pirados, las batallas se repiten más que el ajo, los diálogos producen vergüenza ajena y el tinte de pelo de Alejandro es una horterada.

Lo único que podría haber salvado a la película es que Alejandro saliera del armario y en lugar de limitarse a lanzar miradas lúbricas a su guapo amigo Hephaistion o a sus sirvientes persas en taparrabos, se sacara su magno sable de la falda. Y es que seguro que como yo muchas espectadoras pensaban, entre bostezo y bostezo, por qué Colin Farrell no se quita la ropa ahora mismo, se deja ya de batallitas, y este bodrio se convierte ya de una vez por todas en un suculento porno-gay? Seguro que habría sido un producto mucho más entretenido, original y mucho menos soporífero y hipócrita.

Nota: un cate mayor que el ego de Alejandro y un cachete en el culo
(pero aunque Colin Farrell no se acaba de quitar la ropa nunca, a los espectadores macho les interesará saber que hay una interesante escena de cama en la que Alejandro trata de "convencer" a su recién esposada Rosario Dawson a base de wrestling mientras sus aldabas se columpian alegremente arriba y abajo. Manda huevos)

-por Lulu

Publicar un comentario