29.12.04

La Postura del Perrito/Ventilador

Una fascinante escena cayó en mis manos grabada a modo de bonus track en un CD-ROM que me pasó un amigo. Era tal que así:

Ella -relativamente atractiva y vistiendo un recatado kimono- intercambia un par de palabras (en japo y sin subtitulos) con un tío con cara de loco y una cinta en la cabeza estilo Rambo, y enseguida proceden a quitarse los kimonos (pero no la cinta de la cabeza). Después de unos poco prometedores prolegómenos que incluyen algo de sexo oral básico y algunos espeluznantes pellizcos en los pezones, ella se pone a cuatro patas y él la penetra por detrás.
Tras cuatro empujones, el muy zumbado gira 180º como una rueda sobre su eje (entendiendo como eje su pirulilla, que en ningún momento se salió de dentro de la chica!) y queda con los pies al aire y las manos al suelo.
Por si este malabarismo (¿la Postura del Perrito/Ventilador?) no fuese suficiente, el tío aprovecha la conyuntura para empezar a ejercitar sus pectorales haciendo flexiones de brazos... con palmada incluida!!
Plas! Plas! Plas!

Y a pesar de que ni siquiera sé el título de la grabación, la verdad es que me impresionó en lo más hondo... quizá incluso más que la escena de las escaleras del Acorazado Potemkin, pero no se lo digan a nadie.

Nota: un notable alto (con un plus de peligrosidad)