16.3.08

Tommy

(vista por Sines Crupulos)

A ratos psicodélica y a ratos surrealista, esta película representa el súmum de las óperas rock, lo cual, dentro de la historia del cine, no es decir tampoco gran cosa.
Una ópera rock se distingue de un musical, principalmente, en que en la ópera la trama sucede a la vez que la música, mientras que en el musical a la trama se le añaden canciones más o menos relacionadas con el argumento pero que poco o nada hacen avanzar la historia. Es por eso que películas musicales (rock) hay muchas, pero óperas... se cuentan con los dedos de una mano.
Quadrophenia no es una opera rock, por poner un ejemplo bien allegado.
Entre las tres o cuatro posibilidades, esta es la mejor.
Otra cosa son los discos de ópera rock. Ahí si que hay más, sobre todo por los grupos de rock sinfónico, donde se pueden encontrar auténticas maravillas del vinilo. Génesis, por ejemplo, y su "The Lamb Lies Down On Broadway"

Tommy gana varios enteros porque cuenta con el trabajo de 2 grandes actores: Oliver Reed y Ann-Margret, el escarceo del nunca desapercibido Nicholson y la participación de lo mejorcito del rock de aquella década (y la siguiente): Tina Turner (de Acid Queen, espectacular), el mano lenta ("Clapton is god", según aquella leyenda del grafitti, porque en mi opinión Clapton era grande con Los Cream, pero un baboso de la MTV desde que tocó el unplugged y realizó una ñoña versión del Layla que no para de sonar en Kiss FM), Elton John de campeón de Pinball (la escena más impactante del film) y por supuesto las majestuosa música de los Who.

-por Sines Crupulos

Publicar un comentario