8.3.08

El Cólico Da Vinci

(vista por Er Perro Andalú)

La MEHÓN CRÍTICA quescuchao contra esa penícula (del latín pena, penis: pena, penoso; y del español cula: femenino de culo) y la nivela (en Andalucía: ni verla, dicho con el mejor sentido despectivo) en la que está aspirada (decir inspirada no es pertinente aquí) proviene no de la crítica cinematogáfica ni literaria, sino de la ciencia física.
Pregunta: ¿cúal es el asunto principal de la historia?
Respuesta: Averiguar el palabro de cojones que abre el Codex sin que se derrame el puto vinagre y se cargue el papelito.
Pregunta: ¿Los personajes que tienen el Codex en su poder a lo largo de la historia, tienen estudios mínimos, graduado escolar o similar?
Respuesta: Como si no.
Pregunta: ¿En los tiempos de Leonardo Da Vinci había congeladores?
Respuesta: Nor.
Pues entonces, so peaso hilipoya, hubiera bastado meter el puto codex en un congelador durante un par de horas más o menos, sacarlo y estamparlo contra la moyera de alguien tan tonto como los protas, apartar el puto vinagre congelao y coger el papelito de los cojones. Ea.
Si tontos son los personajes, más tonto es el Bran Dawm.
La humanidad se hubiera ahorrado un desperdicio en papel y tinta y de paso la verguenza de ver a Jean Reno en un película con Rouco Varela.

-por Er Perro Andalú

Publicar un comentario en la entrada