21.11.05

La joven de la perla

(vista por Surlaw)

Me produce dolor imaginar la posibilidad de que a mi Scarlett le hicieran ingerir tres litros de vinagre para rodar la película, pero soy optimista y confío en que fue simple obra del talco. Porque ella tiene la piel clarita, pero durante el rodaje se diría que sus glóbulos iniciaron una caza de brujas, creyendo quizá el título de la peli era una metáfora sobre el tono de su piel (que algo de eso hay en el fondo, aunque sea indirectamente).
Luego, que además le pusieran una cofia horrenda durante prácticamente todo el metraje e hicieran nosequé con sus cejas tampoco me acaba de gustar, pero de todas formas ella aparece preciosa, como es inevitable, y actúa muy bien en su papel de sirvienta tímida y recatada.

Y, ya aparte, ese envoltorio que algunos califican como resto de película, me ha parecido que está bien pero la verdad es que tampoco me ha llegado a cautivar. La estética está conseguida, la historia bien centrada y sin irse por las ramas, pero no me ha absorbido como hacen otras. Motivaciones subjetivas, supongo. De todas formas, está bien descrita cierta clase de imbecilidad humana, de esa que desemboca en la hijoputez de menor calado intelectual pero que puede resultar peligrosa en determinadas ocasiones (el mejor nombre para eso es: capullismo). Tarea descriptiva que alcanza la cumbre en el último tramo, donde los rencores bajos se muestran a niveles ya obscenos y muy ilustrativos.

-por Surlaw

Publicar un comentario