26.11.05

Dogville

(vista por Surlaw)

Hace poco se ha hablado aquí de esta misma película haciendo referencia a todas las otras que ha hecho el mismo director. Yo no puedo hacerlo porque no he visto ninguna más del tal Trier, de modo que mi idea de la película es en función de sí misma y nada más. Y por la misma razón no entro en el debate sobre si sus películas son todas iguales o si ese rollo del Dogma numerado es una rallada o no.

Dicho eso, puedo lanzar una afirmación: la peli es pretenciosa. Lo es tanto en contenido como en continente, y además es algo que canta a la vista. Pero lo que no puedo afirmar tan seguro es que eso sea suficiente para tachar a la película entera de basurilla pedante. Para mí, el primer tramo habla de lo hijoputa que es la gente, y lo hace bien en general. No hay más complicaciones que el uso de una progresión que para mi gusto está bien llevada. Es cierto que hay personajes que parecen planos y plásticos, especialmente el de la protagonista, y todo está muy exagerado a veces. También cae alguna vez en el efectismo fácil con la musiquita y algunos planos rolleros. Y a partir de determinado momento la famosa progresión se mete en terrenos ya surrealistas. Pero a mí nada de eso me molesta como para mandar la película a la mierda, porque no veo tampoco que intente aparentar lo contrario. De hecho, el tramo surrealista me parece cojonudo. En definitiva, la película no está hecha para ser interpretada literalmente. Y precisamente ese rollo escénico minimalista que puede verse como una simple forma de intentar parecer original, creo que es un chivato estético dedicado a señalarlo. Lo cual no quita lo otro y no me saca de la idea de que sea todo pretencioso, como he dicho antes, pero le otorga un motivo que para mí es suficiente. Pretencioso no implica fallido.
Por tanto puedo decir que en términos generales me ha gustado la película en ese primer tramo porque habla de algo que me importa, y lo hace bien: la hijoputez (nuevamente). A pesar de sus defectos, que se los veo. Y a pesar de que sea un tema muy sobado también. Tema aparte, aunque ya he dicho que los personajes son molestamente artificiales en muchos aspectos, tengo que destacar al que considero uno cojonudo: Tom. Es quizá lo mejor de la película.

Sobre el segundo tramo, que viene a ser el final, prefiero no opinar tan rotundamente. Reconozco que no sé qué clase de mensaje moral, si es que lo hay, nos intenta mandar el Individuo Trier con su parábola de la tortilla dándose la vuelta (supongamos un juego de palabras). Yo interpreto todo a mi propia manera sin confiar en que esta sea correcta ni aplaudible, y me la reservo por tanto. Sobre si sobran o no partes de ese final tengo argumentos para ambos bandos, y también muchas medias tintas. Pero como ya me he alargado mucho y no quiero hacerlo más, me los guardo también. Prefiero que mi opinión quede centrada en la otra parte.

En definitiva, al que me pregunte si yo recomendaría la peli a alguien que aún no la haya visto, le responderé en general que sí. Porque a pesar de su lado petulante, y de que exista un conocido grupo de gilipollas babosos halagándola por instinto de manada, la película es buena.

-por Surlaw

Publicar un comentario