5.9.05

Cube

(vista por Surlaw)

Estoy seguro de que muchos de los que lean esto la han visto ya, pero aúnasí creo conveniente aconsejar desde aquí esta película a los que no la conozcan. E incluso una segunda pasada a los que la hayan visto una vez y les haya gustado, cosa que hizo el que ahora escribe. Me parece una película interesante e innovadora que al mismo tiempo consigue no ser pedante ni pretenciosa, características ambas en las que caen muchas otras de las que intentan cosas similares. Mantiene, en un curioso y atrapante contraste, un pie en el surrealismo y otro en el despliegue de unos personajes creíbles y -sin ser todos mediocres- bastante comunes. Desde mi desconocimiento de los pormenores del universo filmográfico, me atrevería a decir que es un golpe nuevo y cojonudo en el género ciencia ficción, si no en temática, en el resultado global que conjuga a esta misma con otros aspectos importantes.

Existen también una especie de secuela y otra que se supone precuela, llamadas 'Cube2: Hypercube' y 'Cube Zero' respectivamente. Ví las dos hace tiempo y no tengo muy clara su autoría ni origen, aunque en lo que a mi opinión respecta son básicamente más de lo mismo. Rozan, estas sí, la pedantería y el exceso en ocasiones, y sin llegar a ser malas no merecen desde mi punto de vista la misma atención.

Ya aparte, recomiendo al que quiera ver Cube que lo haga en un entorno silencioso y libre de individuos tocapelotas y alborotadores que nada tengan que ver con el visionado de la película. De esos que entran y salen de una habitación ladrando a sus anchas sobre temas de poca trascendencia. Y también, ya como algo mas global y sirviendo de crítica a otra clase distinta -que no disjunta- de personajes, recomiendo una ausencia total de co-espectadores de los que necesitan estar subiendo y bajando el volumen constantemente. Esa especie de técnicos de montaje audiovisual frustrados pueden llegar a ser muy cargantes y molestos, especialmente si la televisión que uno utiliza es de las que muestran el volumen en unos nada discretos rótulos de color fosforito, durante unos nada breves segundos. Muerte a ellos, o condena de por vida a ir a ver todas las películas al cine, para que si quieren cambiar el volumen, que vayan cada dos minutos a tocarle los huevos al puto tío de la cabina (si es que aún hay).

-por Surlaw

Publicar un comentario