8.7.07

V de Vendetta

V de vendetta, P de pedorreta.

Me enternece la idea de montar una fiesta con a) música clásica a todo trapo, b) fuegos artificiales y c) demoliciones de bellos edificios históricos como el Parlamento Británico; pero la verdad es que V de vendetta es mala de cojones.
No tiene ritmo, el argumento es ridículo y el prota también, empezando por su manera de hablar y terminando por esa barbaridad de estrategia que es la de secuestrar a la Natalie Portman y encerrarla y torturarla durante días hasta que odie la vida y esté dispuesta a morir por la causa antisistema.
Y al final lo acorralan entre 20 polis y lo matan, pero luego resulta que los mil balazos no lo han matado de verdad porque llevaba una especie de chaleco antibalas y el tío se levanta y mata a los 20 polis con un par de patadas voladoras y unos cuchillos molones en plan Tortuga Ninja. Si alguien no ha visto una escena calcadita a ésta en su vida, que me disculpe el spoiler, oiga.

Sin embargo (a juzgar por los comentarios que corren por la red) esta peli y el cómic en que se basa han servido para que una nueva generación de adolescentes descubra dos cositas importantes:

a) que la ciencia ficción puede servir para caricaturizar y criticar cosas serias e importantes del mundo real, como la manipulación informativa y los abusos de poder;

y b) que los terroristas no suelen verse a sí mismos como terroristas malvados, sino como valientes revolucionarios que mueren y matan por una causa noble.
Me emociono y recomiendo de todo corazón a los fans de V que se zambullan de verdad en los apasionantes mundos de la ficción distópica, empezando por joyas de la literatura como 1984, Un mundo feliz, Nosotros, Este día perfecto, Fahrenheit 451 o Los Mercaderes del Espacio y continuando con peliculones de la talla de Brazil, Soylent Green o La naranja mecánica.

Lo van ustedes a flipar.

Publicar un comentario