18.7.05

Sala Montjuïc

Durante el verano, la proporción de bodrios en las salas comerciales es superior a la del resto del año, y encima hace un frío que te cagas...
Y la filmo cierra en agosto...
Por suerte se inventó esto de la Sala Montjuïc, un macrofestival de cine al aire libre situado en el césped que rodea el castillo de Barcelona desde el que se bombardeaba la población civil durante la guerra ídem.
Y las pelis suelen ser buenas (Tuvalu, Eternal Sunshine of the Spotless Mind, El Apartamento, Lost in Translation, El Héroe del Río, Los Lunes al Sol, La Gran Seducción...) y el ambiente tiene su gracia (ya se nota que no es un evento exclusivamente cinéfilico por el hecho de que en el dibujo de los posters promocionales aparezca en primer plano una pareja que en lugar de mirar la pantalla se está pegando el lote por el césped).
Y las pelis son en V.O. y antes de cada peli pasan un corto, y encima antes de cada corto sale una banda de jazz (algunas más clásicas, otras más funkeras, compitiendo en este concurso).
Y te puedes tumbar por el suelo pero también alquilan tumbonas; y la gente entra con mochilas llenas de comida, alcohol, condones y drogas; y la organización vende camisetas y botellas de vino más baratas que una caja de palomitas en un cine de estreno...
En resumen, una mezcla de cineclub porrero + botellón + picnic familiar + Woodstock intelectual, que deleitará a toda la familia con sus espectáculos, su ambiente y su brisa natural.

Publicar un comentario