31.5.05

La fuerza del amor

Esta es una semana triste.
En parte porqué los pueblerinos franceses han rechazado la Constitución Europea -¡pardillos! ¡cobardes! ¡chauvinistas! ¡irreductibles galos!-, pero sobretodo porqué el galán latino Nacho Vidal ha declarado estar tan enamorado que se va a casar, se va a convertir en un padre de família serio y va a dejar de protagonizar películas de género, poniendo así un trágico punto y final a una gloriosa carrera que cuenta con más de 3.000 títulos y con millones de empujoncitos pélvicos.
Dicen algunos fans que su futura abnegada esposa (que tiene sólo 23 añitos y que aquí podemos ver preparando la cena), debería sentirse culpable y pasarse las noches en vela pensando en todos los peliculones que por su culpa nunca se rodarán, pero ella afirma en las entrevistas que en realidad si se pasa las noches en vela es porqué practica pasatiempos tántricos.
De todas formas, el superdotado galán ha declarado también que aunque no vuelva a enseñar el pito en público, él no abandonará la industria del espectáculo y continuará deleitando a los cinéfilos dirigiendo y produciendo porno gay y porno con travestis.

Publicar un comentario