27.4.08

Matrix Revolutions

Los hermanos Pinzones Wachowski podían haber reconocido que, sorprendidos por el apabullante éxito de la primera matriz, se animaron a sacarse de la manga dos secuelas de relleno que iban a ser lucreativas porque sí. Apuestas seguras. Cualquier productor hubiese hecho lo mismo. Al espectador que le den por culo. Y si la acogida no hubiese sido tan generosa, igualmente se hubiesen sacado unos durillos anunciando gafas de sol.
Pero dentro de los actos de promoción de las secuelas, van y dicen que se trata de un proyecto unitario, que cuando idearon la primera ya tenían en mente toda la historia de la segunda y la tercera.
Pues vaya. Esto nos hace pensar que quizá hay que valorar la trilogía conjuntamente.
Quizá Matrix 1 y Matrix 2 también son una mierda pinchada en un palo.

Nota: un cate.
(Por cierto, a Emma Watson se le ven las braguitas y se le transparenta el felpudito aquí, y ya empiezan a correr finisimos chistes sobre Hairy Potter)

Publicar un comentario