27.11.04

Una giornata particolare

Hitler y Musolini se reunieron el 1938 en lo que constituyó uno de los encuentros más nefastos y horteras de toda la historia de los encuentros, con himnos militares a todo trapo y multitud de banderitas y camisas negras...
Y la que liaron!

Pero Ettore Scola prefiere narrarnos la historia de otro encuentro/desencuentro, que se produce simultáneamente al de los líderes de masas.
Así pues, Sofía Loren conoce a Marcello Mastroianni... y pasa lo que pasa.

Las pelis malas me divierte destriparlas, pero las que son tan buenas como ésta sólo puedo recomendarlas.

Nota: un excelente.
(Y ya que hablamos del país de la gesticulación barroca, las pizzas y los gigolós, comentar que hoy empieza un ciclo Fellini en la filmo)

Publicar un comentario