7.1.09

Rec

Uno de los problemas del cine contemporáneo es que todas las películas tienen títulos parecidos y es fácil liarse. Ayer, por ejemplo, me fui al cine con toda la ilusión y con toda la familia pensando que ponían esa del ogro verde y el gato con botas, y nos encontramos cara a cara con el deformado rostro del nuevo cine de terror catalán.

Y confieso tener ciertos prejuicios contra el cine de mi tierra y ciertos prejuicios contra el cine de terror, pero no me quedó más remedio que ponerlos todos juntos y tragármelos y alucinar ante esta película. Menudo yuyu.

Mi churri, para sentirse más segura, se me agarró del brazo y me lo fue apretujando y dislocando a medida que avanzaba la trama. Si los zombies no se pasasen toda la peli pegando gritos se hubiese podido oír el crujir de mis articulaciones.
Cuando los protas se encierran en el ático, yo ya tenía el antebrazo azul.

Por otro lado, entre a) los sustos, b) los gritos, c) el terror infernal y d) la visión de una rubita pechugona correteando y subiendo y bajando escaleras y respirando entrecortadamente mientras otra atractiva señorita apretujaba su anatomía contra mi desconyuntado brazo derecho, el corazón se me puso en modo taquicardia y parece ser que se me acercaron a la piel unas venas palpitantes que no sabía yo que poseía. Cuando encendieron las luces ya tenía tan mal aspecto que me vio una adolescente palomitera y empezó a correr pensando que yo también había sido mordido por un no-muerto.

Y habría que destacar las escenas de sátira del paisanaje español y de los programas de cutre-realidad a lo Callejeros, que casi recordaban al mejor Berlanga, pero hostias, la risa que me salía a mí con esas escenas ya no era una risa alegre, sino era una risa histérica, de loco, la misma que se le escapa a cualquier espectador sensato cuando ha visto a una niña pegarle un mordisco en el ojo a su propia madre.

Vamos, que está muy bien, y tiene mucho mérito rodar toda la peli con una sola cámara, sin hacer ni un solo plano-contraplano y prescindiendo de la mayoría de martingalas que dan ambiente en otras películas. Y todavía tiene más mérito que el resultado de tal prodigio técnico no aburra y que resulte creíble (dentro de lo que serían los cánones de credibilidad de las películas de temática zombie, se entiende), pero por otro lado dudo mucho que mi brazo recupere nunca la forma que tenía antes de la película. No se trata sólo de la tradicional gangrena, se ve que la articulación está fuera de órbita y los huesos resquebrajados.

Desde que vi Rec me alimento con una pajita y me masturbo con la izquierda.

Nota: notable alto.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

notable falto

Nelo dijo...

no van a tener nada que aprender, no hay nada encerrado en él. dices es un concurso de simpatía, y para tí qué coño es la internet?

Pziko dijo...

Una pelicula que me sorprendio gratamente.
No soy muy amante de las peliculas de terror, excepto si este es Psicologico (cuantas veces me habré visto El Resplandor...)
Para ser española, y creeme, el adjetivo "española" al lado de "pelicula" me produce escalofrios de horror, me ha gustado mucho.
Y la hubiese terminado de ver si mi amiga no me hubiese obligado a salir porque estaba cagaita de miedo con lo del atico!!

No se si la idea será original, pues aun soy un pre-ante-iniciado-amateur-noob en la materia cinefila, pero me impacto, y la volveria a ver en una sala.

Anónimo dijo...

La verdad, no conocía yo mucho esta página que tiene además buena pinta.

Pero si alaba y se le llama película a la pesada broma que es Rec, la verdad no me da mucha credibilidad.

Por Dios, ¿pero qué miedo?, si a veces parecía que se estaban descojonando los actores.
La peli da la sensación de haber sido rodada del tirón y que quede como quede, que es tarde y no tengo ganas de seguir rodando.

Sobre las incoherencias del guión mejor no hablar, pero no pido un guión sólido, pero entre carrerita y carrerita no decían más que incoherencias que además se contradecían a la siguiente vez que habrían la boca los personajes.

Aparte también, que todas las escenas en dónde no salían zombies que se querían comer a la tan guapa como horripilante actriz que es la presentadora de los 40, son SOPORÍFERAS. Te entran unas ganas de que salieran los zombies otra vez para dar algo de ritmo.

Pero no todo en esa broma o chiste que llamais película es aborrecible.
El personaje de La Niña de Medeiros que sale al final es muy muy bueno.
El actor es una maravilla, me quedé flipado con su cuerpo que es genial y se le puede sacar un partido increible.
Ojalá se mude a los USA, dónde yo creo que puede conseguir papeles muy interesantes.

Pero lo demás...
Por Dios balagueró, que Darkness no estaba mal.
Vuelve a hacer películas y deja estas cosas para los aficinados que cuelgan sus cositas en el youtube.

Y eso que las pelis de Zombies son mis preferidas en el género de terror.

Ah, y los que la comparan con la magífica "Proyecto de la burja de Blair", son ya para castigarlos con dureza extrema.

Edith Najarro dijo...

yo andava ya harta de ver tanta mala pelicula americana de terror cuando me tope con rec al principio crei que se havian equivocado y que se tratava realmente de un documental cuando comienza todo el suspenso sin dejarme pegar un ojo de principio al final aunque hubieron escenas que pues entre miedos me causaron risa Pero cada vez que me preguntan por alguna pelicula de terror yo la recomiendo y asi poco a poco me eh ido apartando de las clasicas peliculas americanas que solia mirar hasta asiaticas,orientales, francesas, pero me parecio algo nuevo ver una pelicula de terror española muy buena.

Me gusta tu pagina y no me hago problemas por los errores ortograficos yo nisikiera uso xD simbolos gramaticales.