30.11.07

Casanova '70

Las chicas de hoy en día son demasiado fáciles. Los machos de la especie no podemos apenas disfrutar del desafío de la seducción, porque el ritual de apareamiento se ha vuelto demasiado sencillo. El hecho de poder fornicar con tantas jovencitas con tan poco esfuerzo por nuestra parte enseguida resulta contraproducente, pues nuestros instintos de caza se sienten contrariados, nuestro subconsciente se despista y suele aparecer el temible monstruo de la impotencia. Nuestro más íntimo sistema hidráulico se niega a levantar cabeza... al menos se niega a hacerlo para pegar unos empujoncitos a una fémina que se nos ofrece en bandeja y por la que apenas hemos tenido que luchar.
O eso dice que le pasa al pobre Marcello Mastroianni en esta absurda comedia de Mario Monicelli en la que no para de seducir una moza tras otra y complicarse la vida de las formas más incomprensibles para poder levantar un poquito a) su nivel de adrenalina y b) su adormecida pilila.
La verdad es que la peli recuerda un poco a los argumentos del cine español de la época del Destape, pero es italiana y tiene escenas muy graciosas. Y además sale el prestigioso cineasta Marco Ferreri haciendo de marido cornudo.

De todas formas, chicas, la premisa de la peli es un chiste.
A los hombres de verdad nos encanta cuando nos lo ponéis fácil, y el que diga lo contrario esque está hurdiendo un maquiavélico plan para llevaros al huerto.

Nota: notable.

Publicar un comentario