25.11.07

Bajo las estrellas

Partiendo de un desestructurado triángulo amoroso, Félix Viscarret nos regala un pequeño dramón con toquecillos de comedia y con algunas sorpresas... aunque los más avispados intuyan enseguida con quién se apareará una tetuda aunque desmejorada Emma Suárez si le dan a escojer entre a) un trompetista cabronazo y borrachuzo capaz de robar a su propio padre moribundo y mear adrede fuera de la taza del inodoro y b) un buenazo tontorrón que está dejando el alcohol pero se dedica a hacer mastodónticos y oxidados pisapapeles de arte contemporáneo en plan Chillida.
En algún momento parece que intenten compensar el regustillo ñoño que dan las pelis con niño a base de macarradas poco creíbles; y me quedé sin saber si la manera de hablar de Alberto San Juán era un problemilla de dicción del actor o del personaje, pero te hace reir en un par de ocasiones y la verdad es que el tío termina convirtiéndose en un antihéroe entenecedor de la mano del cual recordamos el rollo goytisolesco de que un hombre solo, una mujer, así tomados, de uno en uno, son como polvo, no son nada, que nuestro destino está en los demás, que nuestra dignidad es la de todos y otros esperan que resistamos, que les ayude nuestra alegría, nuestra canción entre sus canciones.
Y, ya puestos, tres moralejas secundarias:
1. No bebas.
2. No conduzcas a lo loco.
3. No despotriques de la violencia separatista en una tasca navarra llena de pueblerinos borrachos.

Nota: notable.

Publicar un comentario