6.3.09

El truco del infundibulum cronosinclástico

Amigo cineasta, se habrá fijado usted en que en la pelis de antaño, así como en las novelas clásicas, el teatro de toda la vida y en general cualquier forma de narración de carácter viejuno, las escenas se ordenan siguiendo parámetro cronológicos, es decir, que primero va lo del principio, luego lo de después y al final se pone lo último.
Esta forma de narrar favorece la inteligibilidad, es decir que era muy fácil enterarse de lo que pasaba, pero ya quedó un poco obsoleta.

Los flashbacks de toda la vida, lo de poner un personaje diciendo "y me acuerdo que..." y que se nuble la escena y que de repente salga lo que sucedió en el pasado ya está también muy visto. ¡Si hasta salía en Ciudadano Kane que era en blanco y negro! ¡Como las vacas!

Algunas películas como Memento e Irreversible lo que hacen es ordenar las escenas por orden estratigráfico, es decir al revés, primero lo último, luego lo de antes y al final lo del principio, y queda muy moderno y muy fardón, pero el truco que queremos recomendarte en la entrga de hoy de nuestro irregular curso de Trucos para Cineastas consiste en ir a lo fácil y poner todas las escenas desordenadas.

Desde luego que se pierde en inteligibilidad, pero esto no tiene por qué ser un inconveniente.
Piensa que si tienes un guión sencillico, con una historia que en apariencia no de mucho de si, puedes rodarla de forma desordenada, alternando escenas del presente con escenas del pasado y del futuro y del antes y del después, y dejarás a los espectadores con la boca abierta, alucinando, intentando recomponer el argumento pieza a pieza. Con un poco de suerte quedarán tan desconcertados que no sabrán si lo que están viendo es a) una chufa o b) una obra maestra, pero queda muy fardón decir que nos gustan las películas que nos hacen pensar, de manera que seguramente apostarán por lo segundo.

Al fin y al cabo a todos nos gustaban los puzzles cuando éramos chiquillos.

8 comentarios:

EKI dijo...

Estás hablando de Reservoir Dogs y Pulp Fiction, ¿no? Y Kill Bill también, ¿verdad?

Listo Entertainment dijo...

Pues Kill Bill no la he visto, pero Reservoir Dogs y Pulp Fiction me parecieron cojonudas y creo recordar que no estaban desordenadas del todo, que lo que pasa es que salían varias historias de varios personajes entrecruzadas y ordenadas por quién era el prota o algo así.

Vamos, que supongo el post daba más de si pero que yo lo que tenía en mente cuando lo escribía era en realidad pelis como 21 gramos cuya historia tiene poca chicha pero parecen intrigantes porque están montadas sin ton ni son.

Gherrilheira dijo...

21 mí xd Pues gustó a gramos me

Anónimo dijo...

Lo de Memento es mucho más complicado (y satisfactorio) que eso, ya que una parte de la película iba hacia atrás y otra hacia adelante, juntándose al final en la mitad de la historia, no en el principio.
Pero claro, para darse cuenta de eso hay que ver la película sin la pedantería de quien se sacrifica a ver una peli para el vulgo y prestar atención...

Sines Crupulos dijo...

Yo hecho de menos las imágenes nebulosas que hacen referencia al pasado, o las que llevan filtro azul para los sueños. Y las hojas que vuelan del calendario para el paso del tiempo, o las agujas del reloj a toda pastilla... o las portadas de periódicos en primer plano. Tenían su encanto. Yo incluso cambiaría la voz en off de un personaje que está pensando, por una nube de texto con circulitos al cerebro de esas de los tebeos. ¿Porqué no?

Sines Crupulos dijo...

echo... :(

bodera dijo...

Memento en version original y sin subtitulos fue muy dura...

viagra online dijo...

Si bien es cierto que ya no necesariamente se bebe narrar una historia en orden cronologico sigo prefiriendo el estilo antiguo porque entiendo la trama facilmente