22.11.08

Casino Royale

No soy la persona más adecuada para juzgar la decadencia del agente James Bond porque esta es la primera peli del simpático espía que he visto entera, pero confieso que le tengo cariño al personaje porque me grabé un DVD recopilatorio con canciones de sus bandas sonoras y me va de muerte en las fiestas, cuando lo pongo el nivel de glamour se dispara y la canción de We have all the time in the world es perfecta para arrimar cebolleta.
Y siempre me han hecho gracia los diálogos vacilones de tipos duros absolutamente indespeinables que se mueven en la frontera de la autoparodia. Los mejores son los del cine negro antiguo, a poder ser con Bogart, pero el agente 007 también parecía tener algunas líneas chulas de macho alfa auténtico.
Pero bueno, las veces que había visto un ratito de alguna peli Bond por la tele, había sonreido, me había deleitado un ratito con los paisajes y las churris y las frases macarriles, pero el argumento nunca me había atrapado lo suficiente como para aguantar las pausas publicitarias.
Me daba la impresión de que después de los créditos inciales hipermolones, la cosa ya empezaba a perder ritmo...

Pero vi la peli esta del Flan Royal y me quedé flipando. Ver cosas así en una pantalla grande es como subir a una montaña rusa. Sobretodo durante la persecución en las obras, la platea pilla una taquicardia colectiva equivalente a la ingesta de 3 litros de café solo. Y con la escena de la tortura te ríes un montón porque sale un tíobueno desnudo y el malo le golpea los testículos con una cuerda, aunque los expertos afirmen que la saga está perdiendo el sentido del humor.

Pero lo que sí que es cierto es que la saga Bond se está volviendo políticamente correcta, es decir que se está volviendo puritana, es decir que cada vez las películas son menos sexys pero más violentas.

Algo chungo le está pasando al sistema de valores de la indústria del espectáculo. Y ojalá se trate sólo de una moda temporal, porque si sigue la tendencia esta de ennoblecer los mamporros y demonizar el putiferio, el mundo se hunde.

Nota: notable.

Publicar un comentario en la entrada